miércoles, 6 de noviembre de 2013

Entrevista: Lucas Varela

Lucas Varela es un autor que durante la última década se ha consolidado con un nombre propio, dando forma a una obra muy sólida, en forma individual o colaborando con guionistas como Carlos Trillo y Diego Agrimbau. Entre sus obras más renombradas se cuenta el perturbador e impactante “El síndrome Guastavino” con Trillo o su atractivamente malvado personaje “Paolo Pinocchio”.
Esta entrevista se refiere a su nueva etapa, que desarrolla desde Francia, país en el que reside en la actualidad. Con ustedes un autor dueño de un imaginario visual muy personal y de gran riqueza. 


Por medio de las redes sociales se supo que te fuiste del país, a Francia si no me equivoco. En Argentina sos un autor consolidado, con una obra reconocida y admirada, con una impronta muy personal ¿mudarte te posibilitó seguir desarrollándote profesionalmente, ampliar los horizontes?
Que buchonas son las redes sociales. Es así, me vine a vivir a Francia. Es una experiencia muy gratificante. Acá he encontrado un país muy generoso que me ha abierto las puertas y me ha tratado muy bien. Me han dado un atelier para trabajar de lo más confortante, con una vista al valle de Angouleme y al río Charente. Y los quesos son muy exquisitos. Si bien los factores por el cambio de escenario pueden ser numerosos, uno que más me ha captado fue el de la enorme experiencia de aprendizaje. La experiencia de vivir en otro lugar y aprender otro idioma me nutre día a día el campo artístico.



¿Cómo se dio la oportunidad de radicarte en Francia y que te dieran un atelier?
¿Podrías contar un poco en qué consiste La Maison Des Auteurs, de Angouleme?
La oportunidad vino con una beca y residencia para desarrollar un proyecto a la que fuimos seleccionados junto a Diego Agrimbau. La residencia es en La Maison Des Auteurs, que es una institución que otorga espacio para trabajar en una exuberante mansión del siglo 18 en la ciudad de Angouleme, la misma ciudad donde se desarrolla el festival de historieta más importante del viejo continente. Al termino de la residencia Agrimbau se volvió y yo presenté otro proyecto para poder seguir aquí. Cualquier artista puede presentar su proyecto para venir aquí. No es muy difícil de acceder. Para la beca económica es más dificil porque la otorga el Centre National du Livre y hay que tener al menos un libro publicado en Francia. Aquí se trabaja muy bien y los ateliers están muy bien equipados. El nivel de los artistas es muy alto, con lo que vale la pena ver y compartir los trabajos con los demás. 
Aquí hay un video muy interesante sobre la experiencia en residencia donde se pueden ver varios de los artistas en residencia y donde aparezco tomando mate y haciendo el ridículo:





Desde hace tiempo ya estabas publicando en Europa, tanto en revistas como en libro, ilustraciones, historietas y los libros que realizaste con Trillo y Agrimbau. ¿Se podría decir que tu obra ya es conocida en países del viejo continente?
Estoy a mucha distancia de ser una figura reconocida en el campo de la historieta. Aquí el nivel es muy alto y muy amplio en cantidad de autores. Hoy en día ya tengo tres libros editados, lo que permite tener cierto nivel de actividad en esta amplia industria editorial, pero no es tan fácil para mi. No todo lo que hice tiene posibilidades de ser publicado en Francia y acceder a las grandes editoriales sigue siendo complicado. Aún no tuve la oportunidad de vivir solo de la historieta, como sería mi aspiración. Tengo que hacer ilustraciones para mantenerme, con lo que me quita mucho tiempo para los proyectos personales.



¿En la actualidad está publicando en Inglaterra y Francia? ¿En cuáles medios y qué trabajo hacés para ellos?
Trabajo para una agencia de ilustración de Inglaterra que me da trabajos para distintos medios gráficos, no solo de Inglaterra, también de Canadá. En Francia suelo colaborar para una revista de periodismo muy prestigiosa llamada XXI. No mucho más porque continúo trabajando en el proyecto de la residencia en La Maison Des Auteurs, acá en Angouleme, que es lo que verdaderamente me apasiona.



 ¿Cuáles serían las diferencias fundamentales de trabajar para/en Europa y hacerlo en Argentina?
Hoy en día uno puede trabajar en cualquier lado, total todo se hace a través de Internet. Podés estár en una cueva en el medio de la nada que si tenis conexión no necesitás nada más. Más allá del estímulo que significa el cambio de escenario, yo sigo haciendo los mismos trabajos que hacía cuando estaba en Buenos Aires. Luego hay cuestiones económicas que hacen más favorable estar en un lado que otro, o trabajar desde acá para allá o vice versa, pero creo que en Argentina hay muchas posibilidades de trabajar como dibujante. En cuanto al trabajo de historietista lo veo más difícil en Argentina porque hay una industria nula y un desfasaje en lo económico muy grande. Pero la diferencia más grande la veo en la adoración que hay en Francia por la historieta. Es parte de la cultura y se refleja en los medios. En la Argentina lamentablemente solo funciona el humor gráfico el resto de la historieta siguen siendo visto un como producto para subnormales.



Viendo de afuera lo que se publica en Francia, se nota un mercado editorial enorme, de altísima calidad y mucha variedad tanto en lo gráfico como en las temáticas. Al estar allá ¿se percibe del mismo modo, cómo lo describirías?
Si, es un poco abrumador entrar en las librerías. Todas las semanas hay novedades. Hay autores de enorme calidad que aparecen seguido e incluso lo más comercial tiene mucha calidad. Yo opté por no ir seguido a la librería porque cada vez que entro me quiero cortar las manos. También impresiona la cantidad de festivales de BD que hay. Prácticamente hay uno en cada ciudad. He sido invitado a más de diez y me esperan unos cuantos en los próximos meses. Entre cenas majestuosas, Champagne y ciudades hermosas uno lo pasa muy bien y disfruta dibujando para el lector, que los hay a montones. Acá la mayoría de los hogares tiene su colección de BD.
 
Página de Paolo Pinocchio
Este año Paolo Pinocchio se compiló en libro en Francia? Los que somos seguidores de tu personaje esperamos poder seguir viéndolo por estos lados.
¿Se van a editar nuevos libros tuyos este año o el próximo?

EL libro de Paolo Pinocchio se editó el año pasado y entró en la selección oficial del festival de Angouleme, lo que le da mucho prestigio al libro. Ahora está por publicarse en Brasil. Lamentablemente el libro en Argentina no ha encontrado un editor. Como no es humor gráfico, se hace difícil y eso ya no depende de mi. Supongo que el libro Diagnósticos, que hicimos con Agrimbau va a tener la misma suerte. Acaba de salir una edición muy bonita del libro pero en francés. Ojalá que algún día pueda retomar el personaje de Paolo Pinocchio. Ahora estoy haciendo otro proyecto que me va a llevar tiempo. Es una comedia de ciencia ficción muda que se llama "El día más largo de la historia".