lunes, 21 de febrero de 2011

Entrevista: Gustavo Sala

Aprovechando que el próximo jueves 24 de febrero presenta sus dos libros más recientes, subimos esta entrevista a uno de los autores del momento: Gustavo Sala.



Autorretrato

Edad, lugar de nacimiento, residencia
Tengo 37 años, vivo en mar del plata, ciudad en la que también nací.

¿De dónde y cuándo tu gusto por la historieta y el humor gráfico?
Siempre me sentí atraído por las revistas de historietas. Por supuesto, al principio las infantiles y/o juveniles: Isidoro, Disney, Fuera Borda, Hijitus, Afanancio, Mortadelo y Filemón, Asterix , etc etc. Cuando aparece la Fierro en los ochenta uno descubre un mundo terrible con autores como Solano, Manara, los Breccia, Mandrafina, Moebius, etc etc. Y empiezan a aparecer autores con dibujo más grotesco como Robert Crumb, la revista Mad, Esteban Podetti, El Niño Rodriguez, etc. Ingenuamente uno piensa que es más fácil dibujar en estilo humorístico que en estilo, digamos, realista o serio. Y también por una cuestión de gustos y de identificación me fui yendo solito para ese lado.



¿Cuándo y dónde comenzaste a publicar?
Empecé a publicar algunos dibujos en revistas muy pedorras de la ciudad, publicaciones
amateur y que por lo general no pagan un carajo. Supongo que es la manera d e empezar a meterse en el medio, dejarse cagar por "editores" garcas. Hasta que uno va creciendo y trata de dejarse cagar cada vez menos.

Sos de Mar del Plata y en algún momento te mudaste a Buenos Aires. ¿Ese paso se dio de forma natural o te viste obligado a hacerlo para poder desarrollarte como profesional? ¿podrías contar un poco cómo fue la experiencia?
Era el año 1996 y me parecía que tenia que pasar un tiempo en Buenos Aires desde donde visitar editoriales, dejar carpetas con trabajos y todo eso, a ver si salía algo. Buscando en un diario encontré una pensión estudiantil en Almagro (sarmiento 4470) donde pase seis meses de estadía porteña. En ese período enganché algunas cositas de ilustración, empecé a colaborar con la Comiqueando, me hice amigo de Dany The O y empecé a ir a las muestras del espacio de historieta del centro cultural recoleta, al parque Rivadavia, a algunos eventos fanzineros y demás. Era una época donde no había un carajo (ni siquiera estaba la fierro, que había desaparecido en el 92), muy distinta a la de hoy. Todo muy lindo hasta que se me acabo la plata y me volví ami triste Mar del Plata. Pero desde entonces vuelvo seguido y conservo muchos amigos de esa época.



¿En la actualidad aún es necesario que un autor que no nació en Buenos Aires se mude a esa ciudad para trabajar como dibujante o bien para hacerse un lugar en el mundo de la historieta nacional?
No creo que sea imprescindible mudarse a Buenos Aires, que para vivir es un verdadero quilombo. Me parece que es mucho más importante la calidad de tu trabajo que el lugar en donde vivas. Por supuesto que está bueno sentarse a tomar un café con editores, charlar sobre proyectos, ver gente, caras, etc , pero eso se puede lograr yendo periódicamente o para eventos puntuales. Si el trabajo le interesa a un editor no es relevante el lugar donde el autor viva.




¿Desde que publicaste tu primer libro “Falsa Alarma” en el año 2000, notás grandes diferencias en el dibujo y los guiones, con lo que hacés en la actualidad?
No me gusta mucho mirar trabajos míos viejos, pero "Falsalarma" salió hace once años y espero que hoy mi trabajo sea mejor que el de aquella época, espero haber mejorado un poco al menos. Igualmente, es probable que uno siempre haga lo mismo y solo vaya ajustando algunas cosas o cambiando algunos puntos de vista.de todas maneras , yo me siento igual que hace diez años, en el sentido de estar siempre tratando de aprender y hacer algo que este mínimamente bueno.



Con una simple mirada, como lector uno se da cuenta que es un trabajo tuyo ¿cómo fue arribar a un estilo tan personal, tanto en el dibujo como en los temas que desarrollás?
Me cuesta pensar que tenga un estilo "tan personal" como decís. No lo puedo ver demasiado claro, en todo caso. Supongo que lo que uno termina haciendo es la consecuencia natural de todo lo que vio, todo s los dibujantes que a uno le gustaron, toda la información visual y temática que uno lleva en la cabeza y, por supuesto, lo que termina saliendo de pedo o de casualidad.

Se podría decir que hoy el “humor Gustavo Sala” es marca registrada, tiene una identidad bien definida e identificable. ¿Lo sentís así?
No lo se. "identificable" puede sonar a "que siempre hace lo mismo" o a "reiterativo", que no necesariamente es malo. Yo prefiero concentrarme en cada cosa que hago y, seguramente cuando uno junta una cantidad de material haya puntos en común, coincidencias, etc etc, por que las hizo el mismo tipo.no me preocupa demasiado eso.




¿Cómo viviste el paso de publicar en pequeñas publicaciones a pasar a hacerlo en grandes medios de distribución nacional? ¿Y el paso a publicar en el exterior?
Me gusta publicar en medios nacionales que te permitan vivir de esto y participar de proyectos independientes de amigos como La Murcielaga de Córdoba o Papalu, de Tucumán, donde uno hace lo que se le canta el orto (bah, en realidad en medios masivos como Pagina 12 o Fierro también hago lo que se me canta el orto) Pero todo lo que va pasando en mezcla de años de under, de laburo, de continuidad y de suerte también, por supuesto. Y lo de colaborar con medios de España tiene que ver con las ventajas que te da el poder mostrar tu laburo por internet, y que aun editor de afuera le parezca interesante lo que haces, y nada mas.


En Bife Angosto, tira que publicas semanalmente en Página/12, desarrollás un humor que podría decirse incorrecto, que pareciera nutrirse de la cultura popular. ¿Cómo te surgen tantas ideas y tan originales?
Es cierto lo que decís de la cultura popular y me gusta la palabra "incorrecto". Lo de meter cosas de la tele, el rock y esas cosas en "Bife angosto" tiene que ver leer la actualidad y los medios desde algún lado grotesco y tratar de sacar material y llevarlo para algún otro lado. Pero la verdad, no se que carajo decirte. Ahora tengo que ponerme a trabajar sobe la próxima tira de bife angosto y estoy recontra en bolas. No se, es ponerse a pensar. Perder tiempo, anotar cosas, mirar hacia el vacío, no se, información hay en todos lados. Pero algo que sirva y que encima sea gracioso...esta difícil.




En todos tus trabajos se nota que hay horas de tablero ¿cuánto tiempo te lleva hacer una tira y una página? Bocetás o trabajás en directo?
El tiempo de trabajo es relativo, porque a veces pueden pasar muchas horas o incluso días hasta que una idea para una tira se redondea y está lista para ser dibujada. Otras veces aparece mas rápido, nunca se sabe y no haya garantías de nada. Pero el trabajo puntual del dibujo y entintado de una tira puede llevar unas 5 horas, o seis, depende .pero no se puede empezar el dibujo sin tener resuelta la idea, asi que el tiempo real de confección es difícil saberlo.
Hago un boceto a lápiz bastante rapidón y no muy definido para pasar a trabajar mas detalladamente con la tinta.




Al momento de pensar ideas, ¿cuándo decís “esta está buena”?
Mm, no siempre hay un momento exacto. A veces hay dudas sobre si una idea funciona o es floja, si sirve etc., para eso a veces están los amigos que son sometidos a examinar los bocetos y dar sus opiniones que serán tenidas en cuenta o ignoradas completamente, según el caso. Otras veces una idea ya te das cuenta que funciona de entrada y eso es una felicidad espontánea. Y a veces algo que te gusta al principio lo volvés a miras unas horas después y te parece una cagada.




¿Qué diferencias existen entre hacer una tira y una página de historieta?
La diferencia más evidente es de espacio. En una tira uno esta mas acotado y el formato te obliga a sintetizar, a sacarte de encima las cosas accesorias, o quedarte con lo imprescindible. En la pagina tenés más espacio (léase mas viñetas) y uno puede tomarse más tiempo y se dispone de más espacio. Tambien hay una diferencia de ritmo, de timing.


Hoy, con varios libros publicados y presencia permanente en varios de los principales medios nacionales ¿cómo te ves situado como autor?
Me veo como parte de una escena de historietistas que surgimos todos sobre fines de los noventas haciendo nuestros propios fanzines (Salvador Sanz, Javier Rovella, Lucas Varela, Fede Pazos, Angel Mosquito, etc etc).hoy todos colaboramos con medios grandes pero arrancamos en la misma época autoeditandonos, asi que venimos de un lugar común y , creo, hay una búsqueda parecida. Mas allá de los estilos y gustos personales, claro. Además, varios de ellos son mis mejores amigos.




Algo que me llamó mucho la atención en una entrevista que te hicieron, es tu honesta respuesta acerca de que sentís la “presión de la mirada de los colegas” antes que la de los lectores. Aún sigue siendo así y por qué?
Es que uno trabaja en revistas como, por ejemplo "Fierro", donde colaboran artistas de la puta madre y uno esta ahí entre gente muy grosa y de alguna manera impresiona (y presiona). También te obliga a querer estar a la altura (aunque no se lo logre, pero eso es otra tema). Además los lectores del trabajo de uno muchas veces son los propios colegas, que van a juzgarlo de otra manera, por estar del lado de adentro (aun que sea inconcientemente), el mejor halago que hay es el que viene de un historietista que uno considera groso.


¿Qué es la historieta, qué es el humor gráfico?
Son maneras de contar cosas que uno tiene ganas , es una manera de divertirse y también es un trabajo.
























Cantás en un grupo ¿esa actividad se complementa con la de historietista?
Efectivamente. Cantar en un grupo o trabajar en la radio son actividades complementarias al dibujo que de alguna manera lo enriquecen y hacen que uno saque algunas horas el culo de la silla y se mueva un poco (aunque en el caso de la radio, también el culo está en la silla, pero bueno, todo no se puede).

1 comentario:

el chueco Aballay dijo...

¡Gustavo, sos un capo total! Siempre les muestro y recomiendo tus libros a mis alumnos.
Coincido mucho con tu pensamiento.

Abrazo grande desde la ciudad de La PLata.

Diego Aballay.