jueves, 1 de abril de 2010

Entrevista: Osvaldo Laino (segunda parte)

TODA UNA VIDA DEDICADA AL DIBUJO
El dibujante rosarino Osvaldo Laíno es un autor de una muy extensa trayectoria, tanto en el país como en el extranjero, y un profundo enamorado de su profesión. Protagonizó, con su trabajo como dibujante, y reflejó por medio de la mítica revista revista “Dibujantes” (hoy de regreso a través de Internet), la llamada “edad de oro de la historieta argentina” (décadas del 40 a fines del 50). La revista “Dibujantes, editada a partir de 1953, fue la precursora en el país del periodismo sobre la historieta y sus autores. Por ella transitaron los que hoy son considerados los próceres de la historieta y el humor gráfico nacional. En 1956 Laino partió hacia el exterior (Venezuela, Estados Unidos), donde continuo desarrollando su obra. Desde hace un tiempo se encuentra de regreso en el país, y en el año 2009, el festival de historietas rosarino “Dibujantes”, fue llamado así en su honor y el de su revista. Notable reconocimiento a su trayectoria y aportes al mundo de la historieta nacional.
A continuación la segunda parte de la entrevista.

Nota a los lectores: presten particular atención a los paneles con fotos, que a través de ellos se cuenta parte de la historia de Laino en Estados Unidos.


Por Alejandro Aguado


¿Cómo era el ambiente de los dibujantes durante la llamada “edad de oro”? Qué redacciones conoció por dentro y a qué autores?
Esta pregunta es la que más placer tengo en comentar ... siempre hago hincapié sobre la relación que teníamos entonces los dibujantes de historietas, de humor, escritores, guionistas ... todos ... pura amistad y camaradería. Una época difícil de igualar. Las publicaciones de revistas de historietas y otras índoles estaban en su apogeo, la diversidad cubría todos los gustos. En mi posición de buscar temas de interés para DIBUJANTES, me abrió las puertas de todas las editoriales, grandes y pequeñas: Columba, Abril, Lainez, Divito, Quinterno, Medrano, Lino Palacio. A través de ellas conocí un estelar de creadores: Carlos Warnes (César Bruto), Billy Kerosene, Conrado Nale Roxlo, Bavio Esquiú, Tulio Lovato, Aldo Cammarota, Gius ... fue realmente una “Epoca de Oro”.



¿Cómo era la forma de trabajo de los dibujantes por aquellos años?
No creo que difiera mucho al presente la forma de trabajar de los dibujantes o escritores, especialmente los “free lance”, excepto que hoy se cuenta con elementos tecnológicos que no existían en aquella época. Existían casos donde el trabajo se hacía en la mesa de comedor, pero generalmente casi todos teníamos nuestras mesas de dibujo, donde la labor era realizada por un grupo, se trabajaba en el departamento de arte de las editoriales en un ambiente de compañerismo.



¿Las revistas, sobre todo las de humor, tomaban partido por diferentes líneas ideológicas? Tengo entendido que Patoruzú, de Dante Quinterno era una de ellas. ¿Esas líneas ideológicas condicionaban el trabajo de los autores?.
Recuerdo que durante esos tiempos donde las publicaciones impresas llenaban los kioscos, la mayoría eran para entretener al recipiente con un humor sano, se usaba el tema cotidiano o los personajes que abrían las puertas para tomárseles como “candidatos”, y la creatividad fue muy fecunda. Allí nacieron los “Fallutelli”, “Ventajita”, “Purapinta”, “Fiaquini”, “Piantadino”, etc. Las de historietas perseguían un mismo fin, entretener ... educar... dependía de los temas ... adaptaciones de novelas populares como la colección Robin Hood, la primera tira de súperheroes realizada en Argentina ”El Vengador” o “Cirilo el Audaz”, “Cisco Kid”. Pero como en todo tiempo la política cambia, entonces existían algunos cambios en el concepto editorial y tanto escritores como dibujantes se adaptaban.



En algún momento partió hacia los Estados Unidos. ¿Por qué y cuándo se fue, a trabajar como dibujante?
Mi camino hacia el norte comenzó en Venezuela contratado por una agencia de publicidad. Ya establecido en Caracas, el humorista Sancho, quien publicaba la revista “El Gallo Pelón” ... un tipo a Rico Tipo, me invitó a colaborar en ella, después siguieron otras: ”Pico Pico” revista infantil, ”Elite”, ”Páginas”, “Martín Garabato”, el periódico “La Esfera” de la editorial Capriles como cartoonista editorial, “Caza y Pesca”, “Muchachos”. También incursioné en la televisión venezolana de Radio Caracas. Para un productor de cine amigo desarrollé todo el story board de una película de largo metraje sobre un tema de los llaneros venezolanos que finalmente se filmó en Miami.

Un colega publicista americano me conectó con una empresa para trasladarme a New York y coincidencia o suerte, allí fui recibido por mi otro amigo dibujante y rosarino, Vic Martin. Por su intermedio comencé a cola-borar enseguida en la revista “Cracked”. Después siguieron otras. Algunos años más tarde fueron llegando otros colegas, Bayón, Yépez, Francho, Olivera, Battaglia y juntos creamos un grupo de amistad a la argentina ... otro que incursionó brevemente en la gran manzana fue Mordillo.




¿Cómo fue la experiencia de casi toda una vida en Estados Unidos? Trabajó publicando en muchos medios?
Sin lugar a dudas, los Estados Unidos me abrió la puerta grande. En New York mis dibujos ya se publicaban. Fui Director de Arte de “Temas” la primera revista en español, y de “Visión” la revista internacional que cubría todos los países latinoamericanos; Director Creativo de SIN, hoy conocida como Univisión, y del Noticiero Panamericano, resultando mi convocatoria como delegado a la Primera Conferencia Internacional de Prensa en Santo Domingo en 1964.

Un año después fui parte del grupo acreedor al premio Ambar (el Oscar dominicano) por la dirección del mejor documental sobre la Industria Tabacalera. Mientras hacía “Free Lance” con mis cartoons conocí a Celeste con quien felizmente me case y terminé trabajando en una agencia de publicidad americana. Pero eso no es todo ... en 1973 fuimos a visitar a un amigo de la familia de mi esposa y llegamos a Tampa, en el estado de la Florida. Allí comenzó lo que llevaría una sucesión de logros personales que duró casi 35 años hasta nuestra eventual mudanza a la Argentina.




¿Qué es la historieta, que es el humor gráfico?
Humor gráfico yo lo definiera como una gama de obras gráficas bien definidas como son los chistes o caricaturas de un sólo cuadro, tiras cómicas o páginas completas, también una combinación de palabras con imágenes o imágenes sin palabras con un objetivo común: lograr una sonrisa, ya sea de carácter político o social. Aunque hay mucha controversia sobre la definición de las historietas, considero que las historietas son también un medio de expresión gráfico para su difusión, conformado de un género lite-rario que representa una historia – real o ficción – en forma breve, de varias páginas o episodios.




¿Qué es lo que tiene de especial Rosario que históricamente es una cuna tan grande de tantos y buenos dibujantes? (por sólo citar algunos: Calé, Fontanarrosa, Risso, Max Cachimba, El Tomi, Grondona White, El Niño Rodríguez, etc, etc)
Le falto Laino en la lista ... oops .. sorry. Creo que el rosarino es muy crítico, no muy conformista y exigente, pero muy tesonero. Siempre se las ingenia para lograr lo acometido a pesar de las dificultades. Ah ... y muy localista, amante y orgulloso de ser rosarino.


En el año 2009 se organizó en Rosario el primer Festival de historietas “Dibujantes”, llamado así en su honor y el de la revista. ¿Qué se siente ante tan tremendo homenaje?
Muy honrado por el afecto y el cariño demostrado por mis colegas, el público y los organizadores. ... fue lo más importante.

¿Cómo ve el panorama actual de la historieta en el país?
Hay mucho talento, especialmente en la juventud, eso es muy bueno. En cuanto al panorama actual, pienso que se están dando unos pasos lentos pero positivos. Veo una luz al final del túnel, un futuro promisorio.




Nota: sobre su etapa en Tampa, Estados Unidos
Posiblemente mi espíritu aventurero no permitió que la gran manzana se apoderara totalmente de mi, tan es así que en un viaje de vacaciones al estado de la Florida, específicamente Tampa, se convertiría en nuestro nuevo hogar por casi 35 años.... una historia similar ocurrió cuando hace aproximadamente 5 años, Celeste y yo vinimos de vacaciones a visitar familiares en Argentina, y caso curioso, se convirtió nuevamente en nuestro nuevo hogar.
Seria imposible describir en una breve nota lo acontecido en casi 35 años de vida en la ciudad de Tampa, y demás lugares que se conectaron en lo referente a trabajo, vida personal, participación en diversas organizaciones y dedicación a la comunidad. Solamente voy a describir en gráficas algunas de las cosas acaecidas durante todos esos años, porque es imposible mencionar o escribir sobre más de 100 nominaciones y reconocimientos recibidos. Solo puedo agregar que mi vida fue plena y activa tanto en lo comercial como en lo social y siempre en la feliz compañía de mi esposa Celeste.