miércoles, 24 de febrero de 2010

2da parte entrevista a Diego Aballay y compilado de PDF`s

La Duendes Nº 6
En el mes del segundo aniversario del Blog Historieta Patagónica, brindamos de forma gratuita en PDF, el Nº 6 de la revista La Duendes. 57 pags, 26 megas.
Contenido:
Gustavo Aimar, Jiménez, Ríos Blancos, Horacio Marras (en memoria), Mario Diez, Toto, Chelo Candia, Ed Edmund, Keki, Spok, Taro y Alejandro Aguado.
Además una entrevista a un prócer de la historieta nacional: Carlos “Chingolo” Casalla y una historieta del mismo: Patagonia Brava.
Para descargarla



PICADO FINO PATAGONICO
A fines del año 2008 se acordó con los responsables de Fierro hacer un suplemento Picado Fino. Transcurrido un año desde su entrega, el suplemento nunca se publicó. Como nos parecía una pena que el material quedara inédito, ahora lo brindamos a nuestros lectores de forma gratuita para su descarga en PDF. Al suplemento lo integran los autores que por entonces formaban parte de Historieta Patagónica, staff que hoy en día se ha ampliado, por lo cual no están varios de los nombres habitúes del blog. El archivo pesa 3,4 MB.
Para descargarlo



LA GAMBETA DE MIS AMIGOS
La Gambeta de mis amigos” no es una revista de nuestra producción, sino que les brindamos nuestro servidor para que puedan alojarla, ya que hasta el momento sólo se distribuía por vía mail. El editor de la publicación es el reconocido dibujante Julio Parissi y al staff de dibujantes y escritores, lo integran muchos autores de la mítica revista Humor.
Las 5 páginas de este primer número, nacieron con el propósito de difundir la obra de los amigos de Parissi, una especie de un inspirado lugar de encuentro y rescate de grandes y reconocidos talentos.
Para descargarlo



ENTREVISTA: DIEGO ABALLAY (segunda parte)
Diego Aballay es uno de los tantos profesionales argentinos que publica la mayor parte de su trabajo en el exterior. Comenzó a publicar en forma profesional en editorial Columba. El cierre de las grandes editoriales de historietas en los años 90, como a tantos otros autores, lo dejaron sin espacio donde canalizar sus trabajos en el país. Especialista en el dibujo del género de aventuras, encontró su espacio en las grandes ligas de las editoriales italianas. Desde mediados del año 2009, nos damos el lujo de contarlo en el staff de La Duendes – Historieta Patagónica, a través de la cual publicó su libro “Los Hermanos”, con guión de Ricardo Ferrari.
La siguiente es una entrevista a un autor que ama su profesión y que siempre está dispuesto a brindar sus conocimientos a los demás, labor que realiza desde hace más de una década en la ciudad de La Plata, donde dicta talleres de dibujo de historieta.

Diego Aballay

La relación entre la historieta italiana y argentina siempre fue muy fructífera (la venida de varios italianos ayudó a propiciar la “edad de oro de la historieta argentina” en los 40 y 50, y siempre fue una muy buena fuente laboral para los autores argentinos) ¿Sabés cómo es hoy el panorama de la historieta por allá?
Sí, muchos de los argentinos que trabajaban en Columba o en Record, trabajan (o trabajaron) para Italia. Otros para Estados Unidos o para Francia. Pero la que era Eura, y ahora es Aurea, siempre fue fuente de trabajo para seguir dibujando. La lista es muy larga, pero baste con nombrar a Alcatena, Zanotto, Meglia, Trillo, Wood, Ferrari, los Breccia, Falugi, Gómez, Salinas, Olivera, etc etc... Ahí hay mucho hecho por argentinos, nos reconocen.



A la serie que hiciste con Ferrari, Los Hermanos, que publicaste en Italia, no interesó en una revista nacional muy conocida porque no les pareció bien que aparecieran “monstruitos”. ¿Qué pensás hoy en día al ver la muy buena recepción que tuvo el libro en Argentina?
Aaaah, la Fierroooo... snif snif (moqueo)... Mirá, yo me recalenté con Sasturain, pero hoy hace rato que agradezco que haya vuelto con Fierro, porque es a partir de ahí, que algo empezó a cambiar en nuestro país. Después de su vuelta, muchos empezaron a atreverse a poner guita en proyectos, y un cambio se está haciendo visible de a poco, están pasando cosas. No podemos negarlo. Gracias a Dios. Hay muchos nuevos emprendimientos, muchos con mucho huevo, y eso es muy positivo. Miremos que pasaba antes de la vuelta de Fierro: Había varios emprendimientos pero la masividad de Fierro favoreció un amplio entorno, se habló desde los medios mucho, se organizaron más grupos que los que ya había. Hubo creo una explosión de entusiasmo que se sumó al que ya existía. Nunca se dejó de hacer historieta, pero este es un momento que con el tiempo va a ser notable. Internet y los blogs suman también a todo lo que es difusión y contacto...
En lo personal, me encantaría claro, publicar ahí, pero porque me haría muy feliz compartir lo que hago con gente de mi país. No me calienta si me leen miles de italianos, no me mueve un pelo. Pero si un alumno mío compra el libro de “Los hermanos”, y me dice “profe, me gustó tu libro”, o mi familia, mis afectos, ahí la cosa cambia. Como cuando yo leía Nippur, y Lucho Olivera estaría en su casa dibujando para su próxima entrega, y tal vez se preguntaría si a alguien le gustaba lo que él hacía, si tenía sentido tanto esfuerzo... hablo de estar conectados desde lo sensible (sigue)




Aballay disfruntando del paisaje cordillerano de Bariloche ¿inspirándose?

Sobre la recepción de nuestro libro, en la cual vos, Ale, tenés tanto que ver, estoy pleno. Pleno, esa es la palabra. Todo salió millones de veces mejor de lo esperado. Y las presentaciones, ni hablar. La gente, los encuentros con los colegas, lo compartido, los abrazos, las críticas de buena leche (las otras no, y menos si vienen de cobardes con seudónimo), los gratificantes comentarios de los compañeros en los blogs. Pleno me siento.
Y sobre Fierro, bueno, trabajan muchas personas dibujando o escribiendo guiones, demos gracias todos los días que existe, hay muchos colegas trabajando con sus estilos y temáticas variadas, eso es muy bueno; más allá de cualquier cuestión de gusto personal. A mi, me duele no tener un espacio allí, pero ya no me enojo y sólo sigo, y sigo y sigo, como un tren. Tengo mi espacio en HP, y acá puedo compartir lo que hago. Estamos haciendo algo groso entre todos.
Pero, atendéme Sasturain: ¡¡¡Cuando sea millonario, no te voy a llevar a pasear en mi limousine llena de conejitas “P”!!!




Tapa del libro y dos páginas de la serie "Los Hermanos", con guión de Ricardo Ferrari

¿Puede ser que exista una valorización de los autores que trascienda la calidad de sus trabajos, o su propuesta, y que se base antes que nada en los medios que publican (si el medio es muy conocido, o si publican en el exterior, etc)?
Puede ser, pero los lectores no son tontos. La mentira se cae, siempre, tarde o temprano. La verdad es una pared que ningún viento puede derribar. Un buen trabajo es un buen trabajo, no importa lo que los demás digan sobre él.Está. ES.
La vida no es “operación triunfo”.

¿Considerás que a la historieta Argentina le está haciendo falta algo para tener más lectores, tal vez no sólo los fanas del lenguaje, y si es así, qué?
Me mataste, no se qué le puede estar haciendo falta. Tal vez, TIEMPO. Las cosas van muy bien, parece. Recomiendo el blog CUADRITOS, PERIODISMO DE HISTORIETAS, de Andrés Valenzuela, que siempre escribe muy claro sobre el panorama de la historieta, y donde comenta como van las cosas. Yo coincido bastante con él, me parece que estos últimos años vienen con aires de cambio, pasan cosas, hay muchas convenciones y charlas con autores, hay dialogo, los blogs nos conectan, estamos más informados, hay mucha difusión gratuita.
Démosle tiempo...





¿Qué autores son los que te gustan, o te parece que habría que recomendar su lectura y por qué?
Confieso que yo no leo mucha historieta, aunque parezca contradictorio. Pero hay tipos que son grandes. Mignola (Hellboy), Guarnido (Blacksad), Giménez (la casta de los metabarones), Fernández (Libertadores), no se, vengo leyendo poco y dibujando mucho. Y bueno, están los de antes, Salinas (Dago), Breccia (Alvar Mayor), Altuna (Ficcionario, ¡obra maestra!), Olivera (Nippur), Bobillo (Anita, la hija del verdugo)... Muchos... Por su dibujo, y su manera de narrar, por los cambios que introducen en el lenguaje, por lo jugados que fueron o son. ¡Alcatena! Pasen por su blog, es una delicia visual, un maestro joven, de los diferentes. Gran tipo, un ejemplo, siempre lo digo...



La Torre, con guión de Ricardo Ferrari y dibujos de Aballay

En La Plata, donde residís, tenés alumnos. ¿Cómo es el trabajo con ellos, qué buscás transmitirles?
Es, por sobre todas las cosas, gratificante. Dar es algo grandioso, no hay límites. Yo tuve una hermosa formación, y creo justo que todo lo que se me trasmitió, debe ser dado a los demás. TODO. Sin guardarme nada. Lo que se, lo doy; y lo que no se, lo averiguamos juntos con los alumnos. Por esto, aprendemos todos. No busco nada, creo que vienen al taller, porque como yo, encuentran en el acto de dibujar, un estado de plenitud y de amor. Para mí, dibujar es encuentro, y paz; más allá de que a veces las presiones de las entregas te ponen un poco loco, dibujar es un acto de amor, y de fe. La fe de creer que algo hermoso podemos traer al mundo, vos pensá que trabajamos con papeles en blanco, o sea: LA NADA. Y después que hacemos nuestra “magia”, esos papeles están cargados con imágenes, y nosotros fuimos los responsables. Dibujar es atreverse a buscar, y disfrutar el hallazgo. Esas son las pavadas que les cuento a mis pibes en el taller; les hablo mucho. Me comprometo muchísimo con mis alumnos. Hace más de trece años que doy taller de historieta. Este año será el 14° en la Peña de Las Bellas Artes, mucho...

¿Algo para agregar?
Sí, dos cosas.
Primero, una frase que me marcó mucho de la peli Corazón Valiente: “Wiliam... tu corazón es libre...ten valor para seguirlo”.

Y segundo: ¡¡¡Aguante la historieta argentina, carajo!!!

2 comentarios:

Clan Nahualli dijo...

Que aguante mucho!!! Auuuuuuuuuu!!!!

Gracias amigos por traernos al "Chueco" tan cerca y conocer un poc más!!! Felicitaciones y agregamos algo... "Que aguante la Historieta Colombiana Carajo!!!!"

el chueco Aballay dijo...

Eso, ¡que aguante!
Gracias, amigos del Clan ¡¡¡Auuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!

Diego