sábado, 27 de diciembre de 2008

Dibujar historietas

A través de las siguientes citas, autores argentinos de historietas, de extensa y reconocida trayectoria (tres fallecidos), explican y describen la labor de dibujar historietas. Las citas se tienden entre 1982 y el año 2006 y, pese a la distancia temporal que las separa, se comprobará que existen coincidencias en las apreciaciones. Dejemos hablar a los autores:

Viñetas de Horacio Altuna.
Horacio Altuna
“- ¿Se necesita ser buen dibujante para hacer buena historieta?
- Por ahí tanto o más importante es saber narrar, me parece. Vos a veces ves una película con excelente fotografía, pero muy mal contada.
Ser lo más explícito o lo más inteligible sin el apoyo del texto. El texto para mí tiene que decir otra cosa, no ser redundante con la imagen. Usar lo gestual para no repetir.
(Entrevista a Horacio Altuna, en Wolf, Ema, “El «Loco» Altuna”, Superhumor 14, 1982)
“No, no laburo igual lo que hago o hice para un diario y lo de Playboy que otras obras que me obligan a más esfuerzo «estético», por decirlo de alguna manera, y que significan más trabajo, más elaboración. Lo que hago o hice para formato de álbum son las que digo que me exigieron más. El trabajo para un diario o para Playboy es más estándar, debido a la obligación de una producción muy pareja y, por ende, con menos «riesgos» (…)
Lo de los guiones para mí es sumamente importante, porque yo cuestiono todo lo que hago, incluso desde el punto de vista ideológico. Dicho así puede parecer presuntuoso, pero pienso que en la historieta se pueden abordar todas las temáticas, como en el cine, no sólo las de evasión y las infanto-juveniles. Entonces, casi siempre he usado la historieta como un medio de expresión (con mayor o menor fortuna, con virtudes y defectos), pero repito que, salvo en las de Playboy (y no todas), he procurado que los mensajes sean de acuerdo a mi manera de pensar. Esto daría para hablar mucho, pero quedémonos ahí”
(Entrevista a Horacio Altuna. Accorsi, Andrés. “Horacio Altuna”, Comiqueando edición especial, marzo-mayo 2005)



Viñeta de Zaffino.
Jorge Zaffino
“En el fondo no me considero un historietista. Te puedo dar nombres de tipos que sí lo son, como por ejemplo «Lito» Fernández, Altuna, Frank Szilagyi, que disfrutan del género y son los que narran. Porque la historieta no es sólo dibujar bien, también es contar. Lo mío es más una cuestión de marcar un clima que de relatar una historia.
- Mencionaste a unos cuantos grandes de la historieta. ¿Podés nombrar otros?
- A Alberto y Enrique Breccia. Lo maravilloso son las ganas de contar de Alberto Breccia. Cuenta con una capacidad asombrosa para no encerrarse dentro de un estilo. Mientras uno pueda mostrar distintas cosas, continuar siendo joven y teniendo esa chispa encendida, como Alberto. Por eso no creo en los estilo.
-¿Qué pensás por estilo?
- Cuando se habla de estilo equivale a reconocer al artista aunque elabore muchas historietas diferentes. Quiere decir entonces que aporta siempre lo mismo y no se renueva.
(Entrevista a Jorge Zaffino. Cáceres Germán, en “Historias de Nueva York”, Fierro 68 –primera época-)

Fontanarrosa
“A mí siempre me gustó escribir y dibujar, por lo cual la conjunción lógica era la historieta. Creo que el dibujante es introspectivo por naturaleza, ya que dibuja como una manera de llegar a la gente sin necesidad de acercarse y hablar. La cuestión central es contar, creo yo. Si, todo pasa por ahí”
(Entrevista a Fontanarrosa. García, Fernando, Nuevo Cóctel 7, mayo 1992.)


Carlos Meglia
“…Todo es falta de conocimiento. Te explico, yo en las historietas los negros los pongo controlados (por ej: Un sobretodo, que lo mantengo negro en todas las páginas), porque no sé poner negros ¿Entendés? La línea clarita esa me ayudó muchísimo. Como vi que caminaba bien en dibujo animado, me animé a probarla acá, a ver que pasaba. Pero todo parte de que yo no sabía qué carajo hacer.
La narración en imágenes viene de tanto dibujo animado. Y además, cuando yo laburaba con Oswal, él me decía cosas y cosas de las historietas, de cómo hacerlas. Yo no le daba pelota porque me tiraba más para la ilustración, que era donde estaba la guita. Pero cuando me puse a hacer historietas, surgieron todas esas cosas que él me había dicho y que yo pensé que no las tenía. Una mano rara.
(Entrevista a Carlos Meglia. García, Fernando; Accorsi, Andrés, en “Conversamos con Carlos Meglia”, Nuevo Cóctel 8, junio 1992.)




Viñeta de Lalia.
Horacio Lalia
“Yo tomé de Breccia, si no el estilo, el concepto de la historieta, la forma de encararla, cómo manejar los negros, cómo poner los elementos, cómo enfocar. Superficialmente, no tengo nada del estilo de Breccia, pero si profundizás un poquito vas a encontrar el concepto. Sumado, por supuesto, a las cosas que uno tiene adentro. (…)
Te doy una opinión. Este es un laburo como cualquier otro: sudor y sangre. Fuera de joda, se tienen que combinar las dos cosas: talento y laburo. No sirve estar esperando hacer la gran obra. La gran obra es todo lo que uno hace desde que empieza a laburar, la permanencia. Este no es un trabajo para dos o tres años, es para toda la vida. Pero eso si, hay que tener en cuenta que uno es un obrero. Un obrero del lápiz.
(Entrevista a Horacio Lalia. Accorsi; Doeyo y García, “Conversamos con Lalia”, Nueva Cóctel 9, agosto 1992)



Viñetas de Crist.
Crist
“Cuando chico pensaba que a los negros intensos Partt los hacía a pluma. Copiaba sus dibujos, delineaba los contornos y rayaba hasta obtener el negro. El resultado no era el mismo. Era como si a un concierto para guitarra los interpretara con una quena. Cuando me avivé que la gracia estaba en el pincel, empecé a mirar a Caniff, a Robbinns, a Breccia. Todo se me aclaró de repente. Sólo tenía que aprender a dibujar. Casi nada, ¿no? (…)
De todos modos, cuando empezás a descubrir esas cosas, es que estás aprendiendo… Y es un aprendizaje larguísimo, que no termina nunca. Por eso el encanto que tiene la plástica. Ahora, volviendo a la historieta, el asunto es tener una idea general de lo que vos querés hacer. No sé, yo parto de una idea plástica.”
(Entrevista a Crist. Altamira Luis, en “Mancha, pluma y pincel”, Fierro 90 –primera época- 1992)


Viñetas de Pablo Fayó.
Pablo Fayó
“Por su doble intención de trabajo creativo y aislado, el oficio de historietista tiende a aislar al individuo de sus semejantes (alienación directa) y al desarrollo de fantasías enfermizas (progresiva alienación psicológica). Considerando esos aspectos, es una actividad muy mal remunerada.”
(Pablo Fayó, “Las ideas. Block”. Fierro 99 –primera época-, noviembre 1992.)

Sonomán, de Oswal.
Oswal
“Jh: Hace poco leí un artículo sobre una charla que había dado usted, en donde habla del dibujo de historieta, no como algo que tiene una finalidad en sí mismo sino como instrumento para la narración. Y dio una definición que a mí me encanta: «El historietista es un escritor que dibuja».
- O: Ojo, yo siempre aclaro que ése es mi pensamiento personal. O quizás, más que mi pensamiento, es mi partida. Porque yo pienso que soy un escritor que dibuja. Para mí, que me digan «sos un gran dibujante»… bueno, es un halago, macanudo (…)
El dibujante puede ser extraordinario, pero si no sabe narrar no sirve. Así te lo digo, directamente. En cambio, hay casos de dibujantes que no son muy buenos, pero que narran a la perfección, y a mí me apasionan. Yo he admirado profundamente a varios de esos dibujantes, y siempre tuve la impresión que el exceso de dibujo perjudica la síntesis. Síntesis significa poner en el cuadro exactamente lo necesario, para dar la información justa. Ahí yo le encuentro relación con la poesía, porque en la poesía no podés cambiar una palabra…”
(Entrevista a Oswal. Accorsi, Andrés, Hildebrandt, Javier. “Oswal”,
Comiqueando especial, dic. 2005-febrero 2006.)

Viñeta de Carlos Nine.

Carlos Nine
“Yo dibujo básicamente para mí. La mayor parte de los dibujos míos no se conocen. Yo creo que dibujar sirve para completarte como persona. La gente cree que uno tiene que dibujar para publicar, y sino no dibuja. Pero es lo mismo que ir a una oficina entonces. Digamos, vos dibujás porque tenés vocación. Si tenés vocación es independiente de si tenés éxito comercial, si triunfas en la vida, si te publican todos los diarios, si no te publica nadie. Uno dibuja porque le gusta.
Ahora, si además podés vivir de eso, genial. Pero si no fuera así ¿entonces dejás de dibujar?, no. Si es sincero el sentimiento vocacional que tiene, lo hace más allá de que seas un fracasado económicamente. Sino quiere decir que el tipo que triunfa con la guita es un gran dibujante, y la mayor parte de los tipos que tienen mucha plata con el dibujo, son malos dibujantes. (…)
En realidad la historieta, la ilustración, son artes aplicados. Tenés que aprender a dibujar y pintar y después ves lo que hacés, lo que más te guste. Pero tenés que dominar el oficio, sinó no te sale. Tiene que estar la base, haber dibujado muchas horas. Y la gente cree que hay algún atajo, “y dibujando menos, y algún tipo al que le caigo simpático”, no, no. Quedate y dibujá diez horas por día, te va a salir. (…)
Una historia tiene un desarrollo, un final, es complicado.El humor no me gusta. A mí me interesa el humor puesto en dosis dentro de una historia. Aparte los guiones que escribo tienen burla, pero más que humor tienen cinismo, que es otra cosa. Soy cínico, es una forma especulativa de entender la realidad, sino te morís. Eso está en la historieta, pero armar un argumento no es lo mismo que decir un chiste. Aparte cuando hacés las dos cosas, que sos guionista y dibujante, a veces tenés que retroceder como dibujante y dejar las palabras en primer plano. A veces tenés que agarrar y hacer que el escritor se esconda y aparezca sólo el dibujante. Si yo todo eso lo tuviera que discutir con un tipo que escribe, sería un lío. Si vos lo manejás, te ponés como escritor o como dibujante, según te convenga.
Sin embargo hice trabajos con guionistas, pero en general prefiero laburar solo.”
(Entrevista a Carlos Nine. Aguado, Alejandro, “Carlos Nine”, La Duendes Nº 2 –segunda época-, Chubut, invierno 2007.)

Nota:
Esta es la primera de una serie de notas relacionadas con la historieta, armadas en base a citas, que se subirán en próximas actualizaciones. Próximos temas: “La Historieta, valorizaciones”, “El oficio de humorista gráfico”, “La historieta y la plástica”, “Dibujar para editorial Columba”, etc. Entre los próximos autores citados se encuentran: Oscar Chichoni, Enrique Breccia, Alberto Breccia, Carlos Nine, Pablo De Santis, Crist, Caloi, Quino, José Muñoz, Rep, Mandrafina, etc.

1 comentario:

Carlo Camacho dijo...

Haber amigos!!!!...Como le hago para Publicar en su Pàgina?????...