jueves, 22 de abril de 2010

Entrevista: Agustín Graham Nakamura, del lejano sur al lejano oriente

Agustín Graham Nakamura es patagónico de origen, nació en El Bolsón y creció en Viedma (Río Negro). Su raíces japonesas por vía materna le posibilitaron acceder a una beca en Japón para estudiar animé (dibujo animado japonés). Concretó el cortometraje “Fear” que fue seleccionado y proyectado en festivales internacionales de Corea, Brasil, Estados Unidos, Italia, Kosovo, México y en diversos festivales del país. Hoy en día reside en Buenos Aires, enseña y dibuja manga, trabaja como dibujante para agencias de publicidad y productoras de cine a nivel nacional e internacional. La siguiente es una entrevista a un dibujante excepcional.
(nota: La entrevista original fue publicada en La Duendes 5, año 2008 y actualizada para le presente publicación)


Agustín Graham Nakamura

Año, lugar de nacimiento y edad hasta la que residiste ahí.
Nací en diciembre de 1980 en El Bolsón, Río Negro y viví ahí hasta los 8 años. Después mi familia se mudo a la ciudad de Viedma, capital de Río Negro. La verdad es que me mude muchas veces durante mi infancia.
Desde el 99 estoy radicado en la Ciudad de Buenos Aires.

¿Cuándo, dónde y por qué comenzaste a dibujar?
Creo que al igual que la mayoría de los dibujantes lo hago desde que tengo memoria. Como punto de referencia se podría tomar mi primera historieta que la hice a los 8 años de edad. Con mi hermano Patricio Graham (quien actualmente es artista plástico) las armábamos doblando hojas de papel por la mitad que luego cocíamos con aguja e hilo. Después llenábamos las paginas con historias que se nos iban ocurriendo dependiendo de lo que pasase a nuestro alrededor o relacionado con lo que veíamos en el cine y en la tele.



Ilustraciones de Graham Nakamura

¿Cuándo y cómo nace tu gusto por el manga?
En mi casa siempre hubo uno que otro viejo ejemplar de Manga dando vueltas por ahí gracias a que mi mama es japonesa. Pero creo que la verdadera conexión con la historieta fue por mi papá que es de esa generación que todavía lee historietas. Por medio de él conocí publicaciones tales como Fierro, Metal Hurlant, Zona 84, Skorpio, y más adelante CIMOC. Esto me permitió conocer la obra de muchísimos artistas nacionales y europeos. Aparte de historietas consumí siempre mucha animación. En realidad veía lo poco de este género que llegaba al país a mediados de los 80, como Mazinger Z, Robotech (Macross) o Meteoro (Speed Racer). Lo que me impulsó a investigar mas sobre el Manga fue el hecho de que cada vez que mostraba mis historietas la gente decía: “…Uy mirá!, hace dibujitos japoneses!...” Lo cual a decir verdad me molestaba bastante por que yo hacia lo que me salía y no me gustaba que me encasillasen en ningún género. Mas tarde durante el secundario tome la decisión de agarrar para este lado. Un poco debido a curiosidad por mis raíces japonesas y otro poco para incorporar esos elementos a mi trabajo.

Contá un poco de tu trayectoria ¿Te radicaste un tiempo en Bs. As. antes de estudiar en Japón?
En el año 2000 mientras cursaba Diseño Industrial en la U.B.A. descubrí que dibujar era lo único que realmente me gustaba. Dejé mis estudios y pasé por distintos trabajos para pagarme el alquiler (como por ejemplo empleado en una conocida cadena de hamburguesas…). En mi poco tiempo libre no paré de dibujar y de esta manera fui engrosando y perfeccionando mi portfolio. Ese año conocí a Manuel Gutiérrez (aka Waccio Zkatter) de casualidad en una comiquería de Bs As. Trabaje como su asistente por un tiempo haciendo algunos números de “Nick Fury” y “The Punisher” para la editorial americana Marvel Comics. Una de las cosas de las cuales le estoy mas agradecido es el haberme presentado a Quique Alcatena, un grosso de la vieja escuela (su estilo y sus trabajos de historieta, como “El Mago”, siempre me fascinaron). Trabaje un tiempo en una agencia de publicidad como bocetista trainee. El año siguiente conocí a mi maestro, Carlos Baragli, un reconocido ilustrador publicitario y artista plástico nacional. Alrededor de esta fecha arranque por mi cuenta como ilustrador free-lance.


Del cortometraje "Fear"

¿Cómo llegaste a Japón y en qué consistieron tus estudios?
Conseguí una beca para estudiar animación en el colegio: “Sapporo Designer Gakuin Collegue” de la ciudad de Sapporo, Hokkaido. Estudie animación tradicional y 3D. Lo genial fue que durante mis estudios tuve siempre la libertad de elegir lo quisiese cursar.

Como trabajo final de tesis realizaste un cortometraje animado (animé), contá un poco cómo fue el trabajo y en qué consiste.
En realidad no fue ni una tesis ni un trabajo de graduación. Durante mis estudios me pidieron realizar un primer corto de animación a modo de práctica. Lo que en su momento no sabía era que se iba a volver de una importancia tal que las clases iban a tornar en función del mismo y no viceversa. Es decir, comencé a estudiar para resolver los problemas y obstáculos que el proyecto generaba, y no simplemente para aprender a animar. Lo que comenzó solo como un ejercicio se volvió un proyecto que terminarlo me tomo cerca de 3 años. Del que participaron alrededor de 15 personas: unos 10 alumnos en Japón, más otras 5 personas en Argentina, entre música, edición, sonido y efectos especiales. Dura 12 minutos y se titula “FEAR” (miedo en ingles).

Tu cortometraje fue seleccionado para participar de un festival internacional en Corea, ¿podés contar un poco? (nota: posteriormente a la publicación de esta entrevista, fue seleccionado en varios festivales del mundo. Ver al final)
Entró en la competencia oficial del 12 th. Seoul International Cartoon & Animation Festival SICAF. También fuí galardonado con el premio: “Mejor Director” en el 10 Festival y Jornadas de Realizadores Latinoamericanos FEJOREL. Fue seleccionado también en los festivales COMIC-CON (EE. UU.), AnimaMundi (Brasil) y DOKUFEST (Kosovo), entre otros.


Página de manga dibujado por Graham Nakamura

Describí un poco cómo es el mercado del Manga en Japón y qué repercusión tiene en los lectores
En Japón el mercado de manga tiene dimensiones absurdas en comparación al mercado nacional, e inclusive comparado al del cómic Americano. La única comparación que se me ocurre que tenga ese nivel de consumo son las series televisivas. Se podría decir que en Japón la gente acostumbra a “leer” su serie favorita. Uno de los aspectos más llamativos es el rango de edades que cubre. En Japón lo leen desde niños que están recién empezando a leer, hasta gente de la tercera edad. Creo que existe un lazo mucho mas estrecho con el lector ya que las historias se basan principalmente en situaciones cotidianas. Esto permite que el lector se involucre sentimentalmente con la historia y que se sienta mas identificado con los personajes, independientemente del género o tema que se este tratando. Ese es un factor muy importante a tener en cuenta para los dibujantes japoneses a la hora de hacer sus historias.

¿Cómo es la forma de trabajo de los dibujantes japoneses? Se lo podría adaptar a Argentina?
Japón es uno de los pocos lugares en el mundo en donde el autor es 100% dueño de sus trabajos. El dibujante profesional de manga (o “Manga-ka”) escribe la historia, crea los propios personajes y esta a cargo del proceso de producción hasta que el manga esta prácticamente en la calle. En realidad cada autor funciona como una mini-empresa. Si bien el manga es siempre firmado por su creador, es normal que cuando la serie adquiere un éxito considerable muchos asistentes comiencen a participar del proceso. En los casos de mayor éxito, como por ejemplo “Dragon Ball Z”, su creador Akira Toriyama debió fundar un estudio de dibujo (Bird Studio) para poder satisfacer la creciente demanda. Creo que es un sistema bastante empresarial que puede ser aplicado en cualquier parte del mundo, pero siempre dependiendo de la participación y colaboración de los integrantes del grupo. Creo que quizás en nuestro país puede llegar a ser un poco conflictivo por que acá desde que nacemos nos inculcan que tenemos que ser únicos y distintos por lo que todo trabajo colectivo se vuelve complicado.

¿Qué sería lo que más destacás de las características del manga?
Mas allá de los aspectos técnicos, creo que es su capacidad de involucrar al lector. También la gran variedad de géneros y temáticas que cubre. Por último, algo llamativo es que en el manga no hay una limitación en cuanto al número de páginas. Es decir, el autor puede tomarse el tiempo que le parezca necesario para explicar determinadas situaciones, como por ejemplo una charla o una pelea. Esto es bastante distinto comparado con la industria Americana o Europea en donde el cómic tiene formatos con números específicos de paginas que no pueden ser alterados por el autor.



¿Se puede adaptar el manga a la idiosincrasia argentina, lo hacés?
Creo que a esta altura el manga ya está bastante adaptado a la idiosincrasia Argentina, ya que hoy en día miles de jóvenes lo consumen sin importarles si están escritos de atrás para adelante, o si tratan de situaciones que jamás podrían darse en occidente, o incluso sin saber que en Japón no tienen la menor idea de que en Argentina se re-publican sus obras.

¿Se hace manga en Argentina? Si se produce, qué opinás de su calidad?
Mas allá de las publicaciones independientes que siempre hubo, últimamente se han realizado varias publicaciones profesionales. Por lo poco que ví, y conociendo personalmente a sus autores, creo que no faltan ni ganas ni talento. Lo que si falta es alguien dispuesto a apostar y comprometerse en serio en esto. Es decir, no se puede hacer un manga de 100 páginas y que lo que te pague quien lo publica no alcance ni para el alquiler de fin de mes.

¿Publicaste trabajos en Japón?
No. Los trabajos que mostré en Japón fueron muy bien recibidos, en incluso hubo editoriales que se mostraron interesadas, pero de momento estoy bastante mas avocado a la animación y la ilustración. No descarto realizar un nuevo proyecto en un futuro cercano para volver a mi “primer amor”.


De Graham Nakamura

¿Cómo ves es la actualidad el panorama nacional de la historieta?
Difícil. Como dije antes, mas allá de la calidad de lo que se produzca falta gente dispuesta a apostar e invertir seriamente en esto. Los dibujantes no podemos vivir solo a cambio de que nos publiquen el trabajo (la “fama” es una fantasía). Tampoco se debe dar mucho por nada: si los trabajos no son buenos es de esperar que nadie se interese por los mismos. Creo que es bueno ser consciente de que esto no deja de ser un negocio del que se puede vivir siempre y cuando existan buenos trabajos por un lado y gente dispuesta a leerlos por el otro.

Enseñas Manga en una escuela de Buenos Aires dedicada a esa especialidad. ¿Cuándo y cómo nace esa escuela, cómo te integras y qué número de alumnos tienen?
Del año 2002 al 2006 dicté clases de manga en el Centro Cultural y de Estudios Japoneses SESOKO ubicado en San Isidro, Buenos Aires. Quiero destacar que si no hubiese sido por la dedicación y ayuda que me proporcionaron los directores del Centro, Ernesto y Alicia Sesoko, mi viaje a Japón no habría sido posible. Actualmente dicto clases en la Universidad de Palermo en el tercer año de la Carrera de Diseño de Historietas. El promedio es de 10 alumnos por cuatrimestre. Aprovecho para incluir un agradecimiento a Diego Agrimbau y Dante Ginebra por la convocatoria.

Como dibujante y lector de historietas, ¿cuáles te parecen que pueden ser los motivos por los cuales la historieta ya no goza de la popularidad de años atrás?
Creo que se debe a la aparición de nuevos medios de entretenimiento. Digo nuevos aunque a esta altura ya no lo son tanto. En primer lugar Internet, ya que ofrece acceso a infinidad de información relativa al gusto individual de cada uno. En segundo lugar, y aunque suene trillado, la globalización. Esta hace que si en un lugar del mundo se produce algo de calidad sea mas fácil comprarlo directamente que intentar producirlo localmente. No nos olvidemos que el “Manga” es de Japón, para nosotros hoy el lugar más distante del planeta.A pesar de que la popularidad de la historieta haya descendido creo que se esta canjeando cantidad por calidad. Es decir, hoy en día se puede recurrir a la historieta como un medio de expresión específico y ya no solo como de entretenimiento pasajero. Hay historias que no podrían ser contadas de otra manera más que por este medio. Así como hay otras que no podrían ser otra cosa más que un libro, una película, una canción, un cuadro, etc.


Página de manga dibujado por Graham Nakamura

¿Qué trabajos de dibujantes actuales argentinos te parecen los más destacables, o bien cuáles respetás más?
La verdad es que no he visto nada en particular que me llame la atención en los últimos tiempos (esto teniendo en cuenta que yo dibujo estilo manga por lo que no tengo los ojos puestos necesariamente en el mercado local). Lo que si veo es que hay una nueva ola de dibujantes con ganas de revivir el género. Lo cual me parece genial con tanta globalización, Internet y YouTube de por medio!
Respeto a todo aquel que dibuja historietas y sobre todo al que lo hace de manera comprometida.

¿Cómo ves a Internet como medio para canalizar la historieta?
Creo que es muy bueno. Lo único difícil es controlarlo. Hoy en día mucha gente escanea y sube libremente a Internet lo que lee. Eso perjudica al autor por que no recibe ningún tipo de beneficio de esa libertad. Es lo mismo que pasó con la industria discográfica y NAPSTER en el año 2000,
Hoy en día en varios lugares de Asia existe el cómic Web o para celulares. La gente compra o alquila lo que quiere leer sin importar en donde esté. Claro que por esto se debe pagar, pero eso garantiza la calidad de lo que se lee.
Quizás todavía no se encontró en occidente una manera que beneficie a ambas partes.

¿Cómo se hace un dibujo animado? Resumiendo para los que desconocemos el proceso.
A grandes rasgos el proceso es el siguiente:
Primero se escribe un guión técnico en donde se detalla minuciosamente lo que pasa en cada plano. Incluyendo la descripción del escenario, la acción y los diálogos de cada personaje.
Después se hace un Storyboard completo en el que se incluyen tanto los diálogos como la duración de cada plano.
Hasta no tener listos estos 2 elementos no se comienza con el trabajo de animación.
A continuación se dibujan solo los dibujos importantes de cada escena. A estos se los denomina “Key Frames” o “Extremos” y son dibujados por los animadores mas experimentados. Que si bien solo dibujan algunos dibujos del total, lo hacen teniendo en cuenta la composición del plano, la fluidez de los movimiento y el tiempo total. Ser un buen “Key Framer” lleva años o décadas.
A continuación otro grupo de dibujantes completa los intermedios. A estos se los denomina “Inbetweeners”. En general se considera que cuantos mas dibujos intermedios se agregan, mas alta es la calidad de la animación.
En paralelo se van pintando los fondos.
Por último se escanea todo y se compone en una computadora usando un software de animación.Después se graban los diálogos y se edita todo para obtener el trabajo final.

>
Story board de Peligrosa Obsesión


Además del manga, ¿en qué otro rubros aplicás el dibujo para trabajar? ¿Podrías contar un poco?
Además de dibujar Manga, trabajo como ilustrador para varias agencias publicitarias nacionales y extranjeras. He Dibujado storyboards para varias películas. También incursione en diseño grafico, haciendo logotipos, pósters, diseño para indumentaria, diseño web, etc. Realicé varios trabajos de animación para producciones cinematográficas.

¿Para que películas realizaste storyboards?
En el 2004 hice los storyboards de las escenas de acción de la película “Peligrosa Obsesión”, dirigida por Raúl Rodríguez Peila. En el 2007 hice los de “El Ratón Pérez 2” dirigida por Andrés Schaer. Ambas fueron producidas por Patagonik Film Group. En el 2010 realice los de “Mujer Conejo”, el tercer largometraje de la directora Verónica Chen.


Afiche del corto Fear.
SINOPSIS de Fear:
"Un joven camina por la ciudad. Repentinamente, siente la presencia de un oscuro personaje quien empieza a perseguirlo. Mientras intenta escapar, su percepción del contexto se distorsiona y los límites entre lo real y lo imaginario comienzan a desdibujarse..."

¿Qué le recomendarías a los dibujantes jóvenes que quieren vivir del dibujo o publicar historietas?
Les diría que se puede y que se animen e insistan.
Hay mucho pan duro de por medio, pero si lo haces (y lo haces bien), da para vivir como cualquier persona corriente e incluso mejor. Es sorprendente como con el tiempo vas viendo que la mayoría de la gente no sabe lo que quiere en esta vida, por lo que vivir de lo que te gusta es algo invaluable.
Con esto no estoy diciendo que sea un camino fácil ni divertido, mezclar lo que te gusta con la necesidad de hacerlo para sustentarte te genera quizás una de las peores contradicciones que se puedan tener en la vida de un dibujante: Llegado un punto tenés que hacer lo que sabes hacer y no necesariamente lo que te gusta.
Para lograrlo es bueno dejar el romanticismo de lado y entender esto como un trabajo, con momentos para hacer lo que uno quiere y con otros que no. Creo que meterse esto en la cabeza es la única manera de durar en el medio.
Como ultima recomendación diría que no vivan mirándose al ombligo. Es muy normal que por que crees que sos bueno (o por que la gente dice que lo sos) sientas que tenés el derecho de hacer lo que se te da la gana cuando se te de la gana. Ok, pero entonces no esperes que nadie se interese por tus historietas ni mucho menos que pague por ellas. Si bien mas arriba comente que en Japón los dibujantes hacen lo que se les ocurre, lo hacen teniendo siempre en cuenta al lector. Incluso calculan el nivel de incidencia que puede tener sobre las ventas el contar una determinada historia o agregar a un determinado personaje.
Es fundamental escuchar opiniones, compartir experiencias y aprende de otros más experimentados que uno. Aunque si alguien tiene vocación de mártir (como yo al principio…) y quiere ir de acá para allá dándose las narices contra las paredes, no tengo problema. Lo que si le puedo decir es que le va a tomar mas tiempo aprender de sus propios errores.

Este es un medio que está en un proceso de mutación y adaptación constante por lo que hay que estar siempre bien informado y alerta para no oxidarse. Una de las cosas más interesantes que descubrí sobre esta profesión en los últimos años es que no existe un limite establecido sobre lo que uno puede o no hacer. Siempre hay nuevos horizontes que explorar y superar.

Aunque un día te pueda pasar lo que dijo una vez Katsuhiro Otomo (autor de Akira): “…detesto los días que dibujo como yo mismo…”. Pero eso ya es otra historia…

En cuanto a mi, por ahora es lo mejor que se hacer y cada día trato de hacerlo un poco mejor.
Sayonara!

Proyecciones y participaciones del cortometraje "Fear"
FESTIVALES:
2009:
CASTELLI ANIMATI 09, 14º Festival Internacional de Animación de Genzano di Roma, Italia.
Selección Oficial.
FLVR 09, 16º Festival Latinoamericano de Video de Rosario, Argentina.
Competencia Oficial.
DOKUFEST 09, 7th. Prizren International Documentary and Short Film Festival, Kosovo.
Competencia Oficial.
COMIC-CON 09, 40th. San Diego International Festival, EE.UU.
Competencia Oficial.
UNCIPAR 09, 31 Jornadas Argentinas de Cine y Video Independiente, Villa Gesell, Argentina.
Competencia Oficial.
2008:
FEJOREL 08, 10º Festival Internacional y Jornadas de Realizadores Latinoamericanos, Argentina.
Premio "MEJOR DIRECCION FEJOREL 2008"
SICAF 08, 12th Seoul International Cartoon & Animation Festival, Korea.
Competencia Oficial.
ANIMAMUNDI 08, 16th Festival Internacional de Animacion de Brasil.
Competencia Oficial.
MONTERREY 08, 4º Festival Internacional de Cine de Monterrey, México.
Competencia Oficial.
FESAALP 08, 3º Festival de Artes Audiovisuales de La Plata, Argentina.
Competencia Oficial.

PROYECCIONES:
BRILLIA THEATER, Short Shorts Film Festival 2009, Yokohama, Tokyo, Japón.
VIÑETAS SUELTAS 2009, Segundo Festival Internacional de Historietas en Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina.
PUNTO LIMITE 2008, Segundo Encuentro Nacional de Diseño Gráfico, Viedma, Río Negro, Argentina.
CINE GAMA, Viedma, Rio Negro, Argentina

El blog de Agustín Graham Nakamura

4 comentarios:

Fer Gris dijo...

Excelentes palabras, muy bien dichas.

keki dijo...

Geniooo totall agus!!!
un beso enorme

Agustín Graham Nakamura dijo...

Ups! No sabia que habías publicado la entrevista acá! Que vergüenza! tantos trapitos al sol! ja ja

En fin, gracias Ale, un abrazo grande y avisame cuando pases por Bs As, en serio!! :D

Otro beso Keki! como anda "La Maquina"?

Gracias Fer Gris!

Abz,
Agustin.

LUCHEX05 dijo...

Gracias amigo por el consejo, yo ahora ando trabajando y haciendo cosa que no me gusta para salir adelante, ahora el poco tiempo que tengo lo aprovecho para dibujar y animar un poco hasta que salgan los proyectos.