martes, 3 de mayo de 2011

Entrevista: Claudio Kappel

Claudio Kappel es un humorista gráfico que se inició en hoy revistas míticas, como Eroticón, Humor y Sex Humor. Hoy es un profesional de amplia trayectoria que publica en diarios de todo el país y revistas de interés general.



Edad, lugar de nacimiento, residencia.
Tengo 40 años, nací en Capital Federal, en donde sigo residiendo.

¿De dónde y cuándo el gusto por el humor gráfico?
El humor gráfico me gusta desde que era chico; mis lecturas favoritas de la infancia eran las revistas de aventuras de Mickey, Donald, Goofy, etc, y sobre todo Mafalda y Astérix. Sin duda ese estilo de dibujo influyó en mi posterior elección por el dibujo humorístico. Siempre que dibujaba me salían dibujos caricaturescos, nunca intenté hacer dibujo "real".



¿Cuándo y dónde comenzaste a publicar?
Comencé a dibujar en Eroticón Humor (dirigida por Blotta), una revista que duró poco, de la misma editorial que Eroticón. Era parecida a SexHumor, sólo que un poco más zarpada. Tenía un espacio dedicado a futuros profesionales que se llamaba "Mañana serán humoristas..." Recuerdo que allí también debutaron Marito, Angonoa y otros humoristas que hoy son conocidos. En ese momento yo tenía 18 años...



¿Cómo fue la experiencia de trabajar para revistas hoy míticas de Argentina, como Humor y Sex Humor?
Fue una experiencia increíble... Yo había llevado material un par de veces y en ambas ocasiones me recibió el gran Maicas, que era quien veía las carpetas de los que íbamos a mostrar material. Fue muy amable conmigo, pero las dos veces reboté (risas). Volví más adelante y (afortunadamente) Eduardo -que hoy es un gran amigo- ya no estaba; en su lugar estaban Marito y Ferrero (que en esa época firmaba como "El Ruso") quienes me recibieron muy bien y como les gustó mi trabajo al poco tiempo empecé a publicar en SexHumor. Eso fue en 1991, y todavía me acuerdo de primer chiste que me publicaron... No lo podía creer; era estar en la misma revista que la gente que yo admiraba hacía tanto tiempo, y después cruzarse por los pasillos de La Urraca con capos como Cascioli, Nine, Grondona White, Ceo, Parissi, Tabaré y tantos otros grosos. Al poco tiempo pasé a dibujar en "Humor", que era como subir un escalón más. Yo llevaba varios chistes cada semana, y por ahí salían uno o dos, pero no me importaba, yo era feliz. Esa felicidad duró hasta 1999, cuando lamentablemente La Urraca cerró sus puertas. Pero de esa época guardo los mejores recuerdos y además aprendí mucho. Cuando uno decía que publicaba en "Humor" eso ayudaba a que se te abran varias puertas.



¿Cómo es trabajar para varios diarios al mismo tiempo?
A veces me vuelvo medio loco, porque además de La Prensa, que es más bien capitalino/Baires, los demás son diarios de distinas provincias, y obviamente a alguien que vive en Cipoletti no le interesa que acá en Capital el subte no ande, o que Macri haya dicho tal o cuál cosa. Por eso trato de buscar temas nacionales o internacionales que me permitan que el chiste sirva para cualquiera de los cinco diarios en donde publico. Igual siempre hago chistes especiales para cada diario porque me gusta que el lector se sienta identificado con la noticia.



¿Cómo es el proceso de hacer una viñeta diaria?
A mí me sirve leer todos los días varios diarios nacionales y provinciales, porque me nutro de la noticia, es mi materia prima. Sin leer o escuchar las noticias te diría que casi no puedo trabajar. Esa lectura me lleva unas tres horas diarias, al cabo de las cuales me exijo que se me ocurran varias ideas, y de esas elijo la que más me gusta y la sigo puliendo hasta que sale el chiste. Después viene lo más fácil que es dibujar. Digo "lo más fácil" porque es algo más mecánico; yo considero que la parte más importante de mi trabajo es la parte creativa; una vez que se me ocurrió el chiste considero que tengo hecho el 80% de mi trabajo, el resto es dibujar y pintar con la compu.



Viñeta publicada en la hoy mítica revista Humor

Al momento de pensar ideas, ¿cuándo decís “esta está buena”?
Qué buena pregunta! De hecho eso es algo que me pregunto todos los días; ¿cuándo el chiste es bueno? Yo creo que después de 12 años de publicar un chiste diario, a esta altura uno ya se da cuenta de cuándo el chiste que uno hizo es para salir del paso, cuando zafa, cuando es malo, cuando bueno, y cuando muy bueno. Yo trato de mantener cierto nivel, y por eso hay muchos chistes que descarto. A veces me sirve la consulta a colegas (casi siempre el consultado es Maicas, con quien hablamos casi todos los días) y muchas veces mi mujer, que es diseñadora gráfica, con quien compartimos el estudio. Ella es muy sincera conmigo y he tirado hojas a la basura porque me doy cuenta enseguida con su cara cuándo el chiste no sirve. Cuando se ríe, es garantía de que es bueno. De todas formas con los años me dí cuenta de que es algo muy personal, a veces hay chistes que a mí me gustan y después no veo que tienen el efecto esperado en el otro, o al revés, algún chiste al cual yo no le tenía mucha fe, y después el otro se caga de risa. No sé, es difícil y una batalla constante, pero el humor es tan subjetivo que se hace difícil decir cuándo un chiste es bueno y cuando no. Si a mí me da risa, en general es bueno. Igual no suelo reírme de mis chistes...



En Humor

Hoy, con presencia permanente en numerosos diarios y revistas del país ¿cómo te ves situado como autor?
No sé contestarte muy bien esa pregunta; yo estoy conforme con el lugar que ocupo, aunque a veces tengo la sensación que a algunos autores (me incluyo) no se les da la difusión que merecen. Por citarte algún ejemplo, yo hablaba hace un rato de Maicas, que creo que es un autor fundamental del humor gráfico nacional, y sin embargo no se habla tanto de él como se merecería. O lo mismo de otros humoristas a quienes admiro, como Pati o Jorh, que publican en Página 12. Me parece que se les da mucha manija a ciertos autores que se ponen de moda, y se deja de lado a otros que también merecerían mayor difusión. Ojo, no estoy diciendo que no se difunda su obra, pero creo que tiene que haber un equilibrio...



Además de los diarios, también realizás humor gráfico para revistas de actualidad, infantiles, de historietas y una con temas bastante atemporales, como Selecciones. ¿Debés adaptar el humor que realizás para cada una de ellas, por las diferencias temáticas y de lectores? Si es así, cómo es el enfoque en cada caso?
Efectivamente, algo de eso pasa. El humor que realizo en Selecciones no tiene nada que ver con el humor de actualidad que hago para los diarios, y ni siquiera con el de otras revistas, como en Paparazzi. En Selecciones es un humor má atemporal/universal, que se puede entender en cualquier parte. Si bien no es el humor que más me gusta (porque a mí lo que más me gusta es jugar con la actualidad), me viene bien para despejar un poco el bocho de la vorágine diaria y soltar la imaginación hacia otros caminos. Por supuesto que son otros mecanismos y otros códigos que los del chiste diario, y por lo tanto me cuesta mucho más. También me gusta mucho el humor para chicos, que ahora lo tengo un poco abandonado, pero tengo un par de proyectos relativos a eso. Y hacer tiras con personajes fijos también me gusta (en este momento estoy haciendo dos, para Comic.ar, una de ellas junto al colega Elmer) pero reconozco que me llevan más trabajo.

¿Qué es el humor gráfico?
Para mí es una herramienta comunicativa formidable que te permite decir cosas que de otra manera sería imposible. Yo a través del humor opino, denuncio. No existe el humor objetivo, al igual que no existe el periodismo objetivo. Siempre está la mirada del autor.

Para mí el humor es la herramienta por excelencia de denuncia social.




¿Cómo ves el panorama actual de la historieta y el humor en el país?
Lo veo bien, con mucha gente nueva y muy talentosa. Lamentablemente no hay muchos lugares en donde publicar, y eso hace que la cosa se complique. Aunque ahora hay blogs y está facebook, y eso permite darle mayor difusión al trabajo. Pero no hay mejor vidriera que una revista (al menos para los que somos de la vieja escuela) y eso hoy falta y se nota. Es increíble que no haya una revista nacional de humor gráfico, cómo hubo alguna vez. Yo tengo varios alumnos que ya están para publicar, y sin embargo no saben a dónde ir a ofrecer su material. Yo trato de darles una mano en lo que puedo, a lo que me refiero es que hoy no hay una "Humor" o "SexHumor" que sea un lugar de referencia, como fue alguna vez, para los que recién empiezan. En esa época lo "logico" era llevar al material ahí. Y encima te recibía alguien que entendía del tema. Hoy te recibe cualquiera, con suerte algún jefe de arte, pero es difícil dar con la persona indicada.

Pero te repito, veo blogs o webs de gente super talentosa que hoy tendrían que estar publicando...




Autores que admirás o para destacar?
A varios ya los nombré: Maicas, Pati, Jorh... Además sin duda están quienes fueron mis referentes: Quino, Caloi, Fontanarrosa, Sendra, Mordillo... El maestro Ferro, con quien tuve el lujo de estudiar, también Garaycochea... Me gustan mucho Langer, Rep, Daniel Paz, Liniers, Parés, y seguro me estoy olvidando de un montón más...

¿Sugerencias a los autores que se inician?
No bajar nunca los brazos, insistir, hinchar y golpear puertas sin desistir nunca. No hay fórmulas, está la pasión por lo que uno hace, y después viene el resto. Yo estoy convencido de que si uno es más o menos bueno en lo que hace, a la larga te termina yendo bien. Podés tardar más o tardar menos, pero en algún momento se da. Insisto, si el material es bueno, sino magia no hay. Hay laburo y más laburo de tablero, lo demás es anecdótico.



¿Se puede vivir del humor gráfico?
Se puede "sobrevivir" del humor gráfico (risas)... Hablando en serio, si es que cabe esa posibilidad, yo creo que se puede pero que lleva mucho tiempo, en el camino se pueden sumar otras cosas, como ilustrar libros, cuentos para chicos, manuales escolares, hacer publicidad, diseño, intentar la autoedición, etc. Lo importante es no desistir y no bajar nunca los brazos.