martes, 29 de octubre de 2013

Prólogo del libro “Laino. Un recorrido de ayer a hoy” de Osvaldo Laino

108 pags, La Duendes.

Todo comenzó por una manzana.  No necesariamente con la manzana de Steve Jobs.  No, más bien muchos siglos antes, cuando Eva se la ofreció a Adán.  Desde entonces, la historia mundial nos enseñó como se fue desarrollando la vida en nuestro mundo planeta Tierra.  He tratado de sintetizar en esta publicación como ocurrieron a través de los siglos desde que el Homo Sapiens sapiens (“hombre sabio, sabio”) fue protagonista responsable de la evolución. Acompañado generalmente de su media naranja ....la vida siguió su curso y con muchas variedades. 



En esta edición quiero graficar algunos eventos de esos hechos y poner en claro mi posición de dibujante. Mayormente se me conoce más como el ex director de la revista DIBUJANTES,  obviando mi trayectoria de artista del humor y ser parte activa de nuestra historia de la Historieta. 




Lo que se ignora de mi vida profesional es que mi experiencia recorre todos los tipos de tableros. Por empezar, diré que mi primer trabajo, siendo aún un niño, fue en un pequeño taller de publicidad en mi ciudad natal Rosario (allí publiqué mis primeros cartoons), desarrollada por el propietario (un vazco español) y único empleado, y vislumbrando mis deseos de aprender la profesión bajo su tutela, lo primero que hizo fue darme una escoba para asear el lugar y seguir luego sus instrucciones. 
Allí tuve la oportunidad de familiarizarme con revistas de arte y propaganda importadas.  Las de humor las leía en el kiosco de la esquina y otras las compraba para mi colección personal.  Siempre fui, y aún soy, ratón de oficina ... todo lo colecciono y se va apilando. 


Una vez terminados mis estudios secundarios en la Escuela Técnica Industrial y obtenido el certificado de “Dibujante Técnico”, mi primer trabajo formal se desarrolló en el Instituto Aerotécnico (ex fábrica de aviones) en la ciudad de Córdoba.  También incursioné en arquitectura realizando maquetas y perspectivas de casas, pero pronto todo cambió ya que mi vocación artística se fue desarrollando en trabajos de publicidad abriendo mi primer Estudio o Taller en la “docta” ciudad.  Y fue precisamente en el vespertino periódico CORDOBA de la ciudad donde publiqué mis cartoons diarios en la sección deportiva; pero mis inquietudes no quedaron amarradas en la “docta” ... el tren me llevó a la capital del país.  Lo demás es ya historia.


Como ven, el dibujo es mi alma y corazón.  Dios me dió un talento, y alguien me alcanzó un lapiz ... allí comenzó mi historia.  ¡Eva ya había definido el futuro!





NOTA:  En esta publicación muchos dibujos fueron realizados a fines de 2012, compartida también con trabajos realizados a fines de los años ‘40 hasta el presente.  


Al libro se lo puede solicitar escribiendo a duenche@gmail.com