lunes, 15 de junio de 2015

EL DESPERTAR de Daniel Mendoza. Por Germán Cáceres

(La Duendes editora, Comodoro Rivadavia, 2014, 108 páginas)




Es una historieta de pura acción en la que se da información por etapas con el propósito de  crear intriga y suspenso. Se sabe que ha ocurrido una gran inundación que hace imposible transitar por la ciudad de Concordia (Entre Ríos) y sus zonas adyacentes. Luego se asiste a la amenaza que presentan las ruinas del mítico Castillo de San Carlos, en el Parque que lleva su nombre, ya que allí se encuentra una planta en la cual se procesa plutonio con fines bélicos. Hay violencia, asesinatos, ataques del ejército y de grupos armados, y la población resulta víctima de una grave contaminación.


Daniel Mendoza es un dotado dibujante, fuertemente influido por el realismo. El contraste de blancos y negros plenos es contundente y presenta una potente belleza gráfica.
Un ejemplo lo constituye la tapa, que muestra los rasgos duros de un personaje, como si fuera piedra esculpida a martillazos. El fondo oscuro favorece la impresión de un rostro tallado e iluminado por una fuente de luz.


Esta novela gráfica contiene numerosas muestras de virtuosismo. Así, en las primeras páginas brilla un estupendo montaje de planos que registra un accidente en una ruta. Los cuadritos adquieren formas caprichosas, más aún, algunos se liberan por completo de sus marcos e irrumpen en los globos que los rodean. Además, el artista utiliza con frecuencia los diálogos encadenados.
Se destacan magníficas composiciones, pero su estética y originalidad no entorpece la narratividad de la obra, que asimismo apela a todo tipo de planos y a  cuadritos de página entera.

En algunas escenas se eliminan los fondos, recurso que otorga mayor dramatismo, convicción y vida interior a las vivencias de los personajes.
A partir de la mitad de la historieta una larga secuencia de extremo movimiento está representada con cuadros mudos de diferentes formatos. Aumenta la audacia y la destreza del dibujo con el empleo de tomas en picada y en contrapicada.
El periodista cultural Carlos Rodríguez sostiene en el Prólogo que El Despertar: “Narrado con verdadero ritmo cinematográfico, es un opus potente que juega con la magia de la fantasía…”  


Daniel Eduardo Mendoza (Concordia, Entre Ríos, 1980) estudió con el maestro Oswal en la escuela de Garaycochea y ha publicado en editoriales de la Argentina (La Duendes, Loco Rabia, Agua negra, Random House Mondadori, y la revista Fierro), de España (Tiempo de héroes-Norma editorial) y en Estados Unidos (Visionary Comics).



Germán Cáceres