miércoles, 3 de septiembre de 2014

Entrevista: Tabaré

Una pequeña entrevista a uno de los grandes autores del humor gráfico y la historieta, coautor de series notables como Diógenes y el Linyera, Vida Interior, El Cacique Paja Brava, Protección al menor, entre otras. Es uno de esos autores cuyo apellido es marca registrada, identificable con una muy personal estética. Con ustedes, Tabaré.



Edad, lugar de nacimiento, de residencia
65 años. Ciudad de La Paz, Departamento de Canelones, Uruguay. Vivo actualmente en Turdera, Provincia de Buenos Aires.


¿De dónde y cómo el gusto por el dibujo? ¿ Cuándo y dónde comenzó a publicar?
No sé, recuerdo que siempre desde chico dibujé historietas. Empecé a publicar en revistas de humor uruguayas a principios de los ’70.


Diógenes y el Linyera, con homenaje a Clemente

¿Cómo surgió el clásico que es hoy Diógenes y el Linyera, en 1977?
Guinzburg y Abrevaya me ofrecieron cuando eran redactores de Satiricón , dibujarles el guión de una tira que iba a ser presentada en el Diario Clarín.  



¿Cómo era la forma de trabajo en la tira con Jorge Ginzburg y Carlos Abrevaya? ¿Cómo los recuerda?
Me enviaban los guiones telefónicamente y luego por fax. No había casi contacto personal, no compartíamos un lugar físico de trabajo.



1

2

A la tira la continuó en los guiones con Héctor García Blanco. ¿ La forma de trabajo y la trama de la tira continuó en la misma línea que anteriormente?
Con Héctor García Blanco fue distinto porque el trabaja en Clarín y nos juntábamos a almorzar y charlar sobre la tira. La tira cambió mucho, me quedo con la original.



Gran parte de su obra, que tuvo amplia repercusión, la desarrolló en la editorial La Urraca (Humor, Súperhumor, Humi, Fierro, El Péndulo, Sex Humor, etc), que hoy podría ser caracterizada como un espacio muy creativo, innovador  y de enorme calidad ¿Cómo era trabajar allí? ¿Cómo hacían frente a la censura en los tiempos de la Dictadura?
Fue en la mejor editorial que trabajé, había total libertad para crear y expresar lo que uno quería. Con la censura fuimos aprendiendo con el paso del tiempo como eludirla. Como algunos deportes se aprenden jugando, y como siempre el rival era el mismo, ya conocíamos como entrarle.




¿Cómo surgió la serie, muy original en su propuesta, que fue Vida Interior, con guión de Meiji? Que las historias transcurran dentro del cuerpo humano ¿servía para hablar de temas relacionados con la realidad, además del hecho  humorístico en si?
Fue la continuación de  “La Lombriz Solitaria”, historia que se publicaba en media página, y tuvo poca vida. Pero nos dimos cuenta que el interior del cuerpo daba para más y ahí nació Vida Interior. En un principio, yo hacía los guiones, pero cuando se me agotaron lo pocos conocimientos de medicina, decidí abandonar la historieta. Pero Humor quería que la historieta continuara, entonces llamé a Meiji, pediatra y guionista.


1

Otra excelente serie, también con Meiji, fue Protección al menor, en la que abordaban temas relacionados con la familia y los chicos, temas “fuertes” poco frecuentados en la historieta. ¿qué recuerdo tiene de esta serie?
La mejor, Meiji es un excelente guionista y observador de la realidad.


2

Se aprecia que disfruta cuando dibuja personajes del “pueblo”, ambientes marginales o en que la trama se relacione con temas costumbristas analizados en clave humorística. Se diría que en su dibujo refleja muy bien al rioplatense. ¿coincide con la apreciación?
Yo me crié en un barrio de un pueblo chico. La vida era el fútbol en la calle y el boliche de billar y barajas.



La serie El cacique Paja Brava, que publicó en varias revistas ¿sería una relectura en clave de humor y sexual del género del gauchesco?
No le busques mensajes socioculturales profundos, con Fabregat lo  hacíamos porque nos daba placer y nos divertía mucho.



Bicherío, que se publicaba en la revista infantil Humi ¿cómo fue pensada en su concepción? Bicherio me lo ofreció Laura Linares, que era de la parte creativa de la revista. Me gustó la idea y la desarrollé también como si fuera vivida en un pueblo. Eso lo usaba siempre porque me sentía cómodo.


En los 90, con guiones de Parissi desarrolló series como Max Calzone e Historias Futboleras. A ambas se las percibe más de “historias” en el sentido clásico, antes que de humor, aunque lo contenían.  ¿es así? ¿cómo fue el cambio respecto de otros trabajos previos?
Bueno, es lindo cambiar y probarse uno mismo a ver si puede. Yo elijo lo que me gusta dibujar. Con Parissi somos compatriotas y amigos. No le podía fallar cuando me hizo la oferta y creo que salió bien.



Otro trabajo muy original, que desarrolló con CristinaThomson, es Relatos Inmortales, basados en cuentos y leyendas europeas. Se diría que es otro trabajo donde se lo nota muy a gusto dando rienda suelta a la imaginación. ¿Cuánto tiempo les llevó hacerlo, dónde su publicó y qué repercusión tuvo?
Uf, eso sí que me costó, sobre todo la información de paisaje y vestuario. No tengo idea del tiempo que me llevó porque no había urgencia, se hizo a ver que pasaba y la verdad que la repercusión que tuvo a nivel popular fue poca. Se publicó por editorial Santillana.


Página de Relatos Inmortales, con guión de Cristina Thomson

Pertenece a una generación en que los humoristas gráficos también eran historietistas, y grandes dibujantes, con estilos muy personales, como Grondona White, Fontanarrosa, Caloi, Fortín, Ceo, Limura, Crist, Parissi, etc. Se percibe que entre ustedes existía gran camaradería ¿es asi? ¿cómo recuerda esos tiempos?
Fue una época de excelentes dibujantes y también años donde había medios gráficos donde podías mostrar lo que hacías.  Eso ya desapareció y las editoriales donde nos veíamos seguido también. La relación era muy buena, casi una familia.


Tras tantos años de trabajo, con una rica y extensa obra publicada en los principales medios gráficos del Argentina y Uruguay, y de gran repercusión ¿ qué balance puede hacer?
Que hice en la vida lo que me gusto hacer. Que soy feliz dibujando historietas y que puedo vivir de eso. ¿Qué más puedo querer? 

1 comentario:

Isma Vaucher dijo...

Tabaré!!! Un genio!!! juajuaaaa... crecí con sus historietas... compraba todas las de "Humor" sabiendo que él venía con varias historias en sus paginas... te metías en su sub-mundo de cabeza jajajaaa un maestro