miércoles, 2 de marzo de 2016

Hermano de aventuras de Felipe Ávila y Grupo Rebrote. Por Germán Cáceres

(Los libros de REBROTE, Buenos Aires, 2015, 108 páginas)


Se aclara que el Grupo Rebrote está formado por José Massaroli, Charlie Casares, Marcelo Bukavec y Víctor Segovia. Además, en la última página se agradece las fotografías facilitadas por Rubén Galusso, Manuel Cativa y el citado Massaroli.
Este libro, que se califica a sí mismo de monografía, está dedicado a Enrique Meier -director de la revista Turay- y a sus colaboradores. También se comunica que Meier tiene actualmente 82 años y está preso por un caso de violencia familiar en el Centro Penitenciario Alcázar de San Juan, España. Pese a su edad avanzada, a su endeble salud y a padecer de cataratas, no se le concede arresto domiciliario y permanece en una cárcel común.


La diagramación de la obra es novedosa y remite en cierta forma al estilo geométrico de los cuados de Piet Mondrian. Al abordar la situación del mercado en oportunidad de debutar la publicación (10/74), proporciona numerosas ilustraciones de revistas e historietas, fotos de autores y de la vida política de ese momento.
Hay un pormenorizado detalle de todos los factores que integraban la revista, que solo salió cuatro números: composición, formato, dibujantes, guionistas, portadas, contratapas, calidad del papel, tiradas, editoriales y secciones.



Turay, cuyo título –voz quechua que significa hermano- aportó el guionista Jorge Claudio Morhain, organizó una cooperativa de trabajo (asociada a la Editorial Julio Korn) que pretendía, a la vez, renovar la historieta nacional.
Hay testimonios de los citados Morhain, Massaroli y del director desde su celda en España –una carta de agosto de 2012-. Algunos de los párrafos de Meier son desgarradores: “Recuerdo a una mujer –muy de nosotros-, excelente letrista, contar que mientras en la habitación de al lado velaban al padre ella terminaba las letras en las páginas que debía entregar al día siguiente”.
Se reeditan aquí los dos primeros capítulos de Manuscritos Apócrifos de la Conquista, con guión de Jorge Claudio Morhain: “Bernal Ordoñez de Vivar: Viaje a las Indias”, dibujos de Ángel “Lito” Fernández y color de Marchionne, y “Tradición oral del chasqui sagrado”, en blanco y negro, con dibujos de Domingo “Cacho” Mandrafina
En mi nota que subió el 26/5/15 a la página laduendes.blogspot.com, escribía respecto al Nº 1 que la escritura “…posee como méritos su claridad narrativa y el estar basada en teorías de historiadores. El grafismo de Fernández se luce sobre todo en la viñeta final con las tres carabelas al fondo y, más acá del horizonte, el territorio americano representado como si formara parte del paraíso. Excelente el color de Rubén Marchionne”, y respecto al Nº 2 “Los textos superiores e inferiores de Morhain aportan magia a este relato supuestamente apócrifo. Las ilustraciones son magníficas.” El capítulo 3 (“Xavier Casto de Zamora: Las siete ciudades de Chicomoztot”)  recién se publica en esta monografía con dibujos de Felipe Ávila, que implementó una distribución original de los cuadritos y un estilo inteligente ya que alude al imperante en la época de la revista. Morhain desarrolla sobre un manuscrito que se encontraría en la Biblioteca Granducal de Weimar, una historia enrarecida, colmada de un clima de extrañamiento que preanuncia un desenlace trágico.


Otros calificados participantes de Turay fueron los  dibujantes Alberto Macagno, Juan Dalfiume, Horacio Merel, Jordan, Nestor Olivera, Eduardo Campdepadrós, Ramón Gil y el humorista Pedro Vilar; y los guionistas Eugenio Mandrini, Carlos Albiac, Sergio Almendro, Ángel J. Díaz y Guillermo Saccomanno.
Concluye el libro con una serie de fotografías, entre ellas una que agrupa a 52 historietistas que concurrieron al encuentro de Lobos de 1979.
En síntesis, este valioso libro puede también entenderse como un homenaje y una celebración del género.



Germán Cáceres

En este mismo blog se puede leer una nota sobre la revista Turay, escrita por Germán Cáceres , publicada en mayo de 2015.