jueves, 29 de enero de 2009

Anticipo de entrevistas: Enrique Alcatena y Carlos Casalla

Los siguientes son fragmentos, a modo de anticipo, de dos entrevistas que se publicarán completas en el próximo número de la revista La Duendes.
Una corresponde al maestro Enrique “Quique” Alcatena, que le realizamos en noviembre de 2008 con el colega Toto, autor de Los Esferas en Historieta Patagónica, en una confitería de la avenida Santa Fe, en la ciudad de Buenos Aires.
Otra fue realizada en enero de 2009 en la ciudad de Bariloche, a Carlos “Chingolo” Casalla, prócer vivo de la historieta nacional, autor del mítico personaje Cabo Savino.
Las entrevistas, en realidad, se desarrollaron como charlas, en las que abordamos numerosos temas, siempre relacionados con el dibujo y su contexto, durante el cual surgieron numerosas anécdotas.

Alejandro Aguado

Fragmento de página de la serie El Laberinto, de Mazzitelli (guión) y Alcatena (dibujo)

Enrique Alcatena
Sobre guiones y tendencias del dibujo en la actualidad
- Toto: ¿No nota que ahora existe como cierta flojera en los guiones?
- Alcatena: Bueno, pero antes no todos eran grandes guiones, algunos eran más flojos que otros. No todo lo que escribió Oesterheld fue excelente, pero había un oficio. Bueno, pero es inevitable. Charlando con García Durán, hablando justamente de eso, me decía que sentía que nosotros tuvimos la suerte, llego hasta mí y algunos más jóvenes como Manco y Ariel Olivetti, de tener el aprendizaje pagado. Nosotros mal que mal tuvimos editoriales. En Skorpio, cuando empecé, no cobraba igual que él, pero cobraba algo. Ahora no. Ustedes se tienen que pagar. A nosotros nos pagaban el aprendizaje, por eso había otro oficio. Ahora existe una cosa menos formal, tenés un blog, te mostrás donde podés.


Aguado, Alcatena y Toto.

- Aguado: ¿No siente como que en la actualidad se impuso una cierta línea surgida de Internet?
- Alcatena: Si ¿no? Viene también un poco de la historieta nueva francesa, que es un dibujo más simple, taquigráfico diría. Esta bien, pero también se abusa, es una moda. El buen dibujo es como que queda antiguo.
- Aguado: Eso es algo que no entiendo, que un buen dibujo pueda quedar antiguo.
- Alcatena: Bueno, hay tipos que hasta han hecho una teoría de eso: el buen dibujo, virtuoso, conspira contra la historieta. Como que el dibujo te distrae de la narración. Es como que la historia, la secuencia, sufre, porque el dibujo bonito distrae, se impone por sobre la narración.
- Aguado: Me suena medio como justificación de la línea nueva que se está imponiendo.
- Alcatena: Si, a mí también.
- Aguado: Para mí tiene que haber como un equilibrio.
- Alcatena: Pratt para mí lo logró, si bien el último Pratt se fue al carajo.
Toto: De ahí los franceses se agarran (del último Pratt) para largar el nuevo estilo.
- Alcatena: Si, pero Pratt aún en Mu sigue siendo Pratt. Aparte por el concepto, la academia que tenía en conocimientos, en formación, se nota. Admirable.


Viñeta de El Laberinto.
Para mayor información acerca de Enrique Alcatena, ver la sección Invitados del blog Historieta Patagónica.


Carlos Casalla en su estudio de Bariloche.

Carlos Casalla
La historieta
- Casalla: La historieta es una artesanía artística e industrial. Si la escribe Poe es una obra. Es una artesanía porque nunca volvés atrás, hacés el laburo y tiene que salir bien. No podés hacer la pata (de un caballo) de vuelta o una empuñadura. Uno hace todo lo posible para que haya novedad, pero nunca te metés en problemas serios de escorzo y eso, a no ser que tengas un equipo y quieras arriesgar. Pero el laburo común es tantas páginas por día, por mes, o lo que quieras.
Cuando comentaba que hacía historietas me preguntaban si estaba contento. Respondía: claro, si salen 150 mil ejemplares que salen los lunes, tengo dos historias en esa revista y a esa revista la leen dos o tres personas, por lo menos. Entonces el tipo decía «ay, la pucha». Aca fueron unos boludos, mirá cómo aprovecharon los yanquis a la historieta, tienen una tremenda industria.
Lo bueno del dibujo es que no hay mentira, hay un papel blanco y un lápiz. Lo que está ahí es lo que sale.


Una ilustración de 1979, del personaje Cabo Savino.

El género gauchesco
Casalla: Tengo la conciencia que soy el último que hace esto. ¿Te acordás que también estaba Magallanes? Que era bueno
Aguado: Si, que hacía el personaje Martín Toro.
Casalla: Se murió, pobre. Muy joven.
Si hay historietas tiene que haber alguna regional, con todas las cosas que pasaron. Tal como hizo Jack London. Hay cuentos a patadas…
Yo fui quien introdujo lo criollo en Columba.
Rapela era muy bueno. Pero lo de Rapela no era historieta, era lento. Lo de él era historia. Por ejemplo, por ahí llegaba un tipo (un personaje) a Trenque Lauquen en 1870 y el te nombraba al Juez de Paz que estaba en ese año. Era un historiador. Te dibujaba las casas como eran, averiguaba donde paraba el juez, donde paraba el médico.


Casalla con originales del Cabo Savino, que en la actualidad se publica como tira diaria en el principal diario del norte de Patagonia.

Nota: en La Duendes se publicará una historieta de siete páginas de Casalla. La misma forma parte de la serie Patagonia Brava.

2 comentarios:

Gastrik dijo...

un saludo y un abrazo fuerte a Carlos Casalla, que con la grandeza que tiene no pierde la cordialidad jamas. eso hace a un maestro! humildad! gracias Maestro!

el chueco Aballay dijo...

Que emoción me provocaron, gente! Conocí al maestro Casalla el año pasado en mi viaje al sur y me pareció un verdadero maestro (le hice un reportaje para un fanzine de acá de La Plata, Bs. As.). Es genial lo de ustedes. Los invito a mi espacio blog, pasen cuando tengan ganas y tiempo.
Un abrazo infinito y que todo les marche de primera!!!
Diego Aballay.-